lunes, 31 de agosto de 2009

EN TARTAGAL NADIE CREE EN NADA NI EN NADIE

Marta Juarez dice:
Considero la vida como un patio de juego alrededor del cual hay muchas puertas, todas pintadas de diferentes colores.
El juego consiste en ir abriendo y cerrando puertas.
Abro una, miro, juego, aprendo, me divierto, sufro, lloro, luego cierro esa puerta y me voy, vuelvo al centro del patio un rato, parece que me relajo, que recupero energías y luego ya estoy lista para abrir otra...
Hoy la vida me lleva a abrir una nueva puerta, la única de color de la noche, oscura, me asusta de sólo mirarla.
Pero concentro mis fuerzas, respiro profundo, venzo el miedo y la abro:
Es la puerta de la Política partidaria.

Hoy soy Candidata de un partido.
En el nuevo recinto me encuentro con la GENTE.
El estado en que la encuentra me conmociona.
La FE, la CONFIANZA están absolutamente destruidas, hecha pedazos, rota.
Como si un fino recipiente de cristal se hubiera hecho trizas.
Nadie cree en nada ni en nadie.
Nadie quiere escuchar NADA.

La expresión externa de ese estado de ánimo, tal vez las más visibles son la Indiferencia, la Apatía.
No les interesa escuchar, ni hablar del tema. ¿PROPUESTAS?
Quién las cumple?... quién las cree ahora?
A quién les interesan.
Doña Rosa dice lo mismo que María y que Juana y el barrio en su conjunto.
Para qué escuchar "si nadie cumple, si todos solo llegan para llenarse ellos los bolsillos, robarse todo.
¿No los ve? todos los políticos andan y encima llegan aquí con sus 4 x 4, coches nuevitos, parece que les da pena meterlos aquí en los tierrales...
¡Son todos los mismos!...
¡Si tengo que votar me da igual votar a cualquiera si son todos los mismos!
Bronca.
Amargura.
Desilución son un eco sordo que rueda por las calles polvorientas de agosto delos barrios de Tartagal, calles maltrechas, empozadas, barrios donde prolifera la peste de la droga y del alcohol como los baldíos donde tiran la basura.
Virgen del Valle como otros tantos barrios sigue sin conexiones legales de agua, de luz, sin cloacas.
Llega la primavera - verano y el calor cada estación es más fuerte que la anterior y acceder a un poco de agua ya es un lujo que mucha de la población de Tartagal no puede darse.

En muchos lugares se levantan los "asentamientos" esos terrenos que la gente usurpó para levantar un techo.

Muchos viven y comenzaron a levantar una pieza de tablas.

Muchos hacen negocios, cercan, levantan un wete y después los venden.

Tartagal, casi cien mil habitantes no tiene un plan de desarrollo urbano.

No hay planficación, los hijos crecen, forman familias, tienen hijos, las casas no alcanzan por más apretados que estén.

Se juntan una noche, el rumor corre, se van sumando y un día aparece un terreno con dueño, totalmente cuadrimetrado y con cientos de chicos que ayudan a levantar paravientos como viviendas.

El terreno fue usurpado.

Por Misión Cherenta, la comunidad chiriguano- guaraní la droga, el paco y el alcohol está haciendo estragos.

El cacicazgo murió hace mucho tiempo.

Don Salvatierra uno de los últimos caciques, está anciano y enfermo.

Al frente de su casa está la Plaza que el intendente Leavy mandó destruir, sacar todos los árboles para levantar un nuevo diseño que nadie conoce, que a nadie de la comunidad consultaron, que nadie sabe cuanto cuesta ni quien dirige la obra, o quienes trabajan en ella.

Un nuevo avasallamiento, otro más que se hace en la propia cara de la gente.

El Trabajo social de las organizaciones sociales, está absolutamente deshecho.

Las pocas instituciones que funcionan son cajas vacías de participación.

Los dirigentes que alguna vez fueron elegidos se enquistaron y anquilosaron ahi para ser resorte del poder oficial, beneficiarios de escluálidas prebendas por las que son censurados y mal mirados por el resto de los vecinos que tampoco hacen nada para que se llame a elección de su Centro Vecinal.

Los damnificados por el aluvión del 9 de febrero inauguran su flamante asociación.

Mas de mil quinientos socios.

María Luisa Carrizo, docente, damnificada es la presidenta de la misma.

Construyó su vida, su casa a costa de sacrificio puro y solitario.

Llo consiguió por ella misma, su casa que era grande, hermosa, cómoda, única como lo es cada casa para su propietario.

No pidió jamás la ayuda del estado para llegar donde llegó y un día cuando creyó tenerlo todo, que todo estaba bien, cayó el alud sobre su vida y la dejó de nuevo como empezó. Sin nada, pero salió del dolor y hoy está de pie y luchando no solo por ella sino por todos los que sufrieron igual que ella.

El desafío es Cómo volver armar, a construir la vasija rota de FE y la CONFIANZA de la gente, ese capital humano imprescindible para llevar a cabo un proyecto político- social? Se puede? Este es el contexto social donde hoy estamos en campaña.

Suena raro que yo hable del tema en primera persona.

Pero la vida me llevó a abrir hoy esta puerta.

No se que deberé aprender en el nuevo recinto.

Dios lo sabe.

En el confío.

RODILLAS NEGRAS

Loading...