martes, 20 de octubre de 2009

DICHOS DE UN MILITAR ARGENTINO

Un aporte especialmente dirigido a los jóvenes, aclarando aspectos de la Guerra Civil Revolucionaria que azotó a la Argentina hoy continuada por teóricos que jamás combatieron, movidos por intereses ajenos a la ideología.

Estimados amigos y camaradas:

Sumamente preocupado por la forma en que se deforman las interpretaciones de lo que se informa en la Red y de diversas otras situaciones, es que me veo forzado a sentarme a escribir con la intención de poder aclarar algunos aspectos que, en esta época de tantos dimes y diretes creo que será muy útil, no tanto para los que vivimos y sufrimos en carne propia los terribles años de la agresión marxista castrista a nuestro país y America toda, sino especialmente para nuestros jóvenes que se han visto sometidos ya a muchos años de deformación y manipulación ideológica por el permanente empleo de Historia falacia, no solo por parte de los derrotados en la prolongada Guerra Civil Revolucionaria que azoto a nuestra Argentina, sino también por los múltiples filoterroristas que "sin mojarse los pies" -como si lo hicieron los miles de combatientes agresores que supieron morir con las armas en la mano por lo que consideraban "sus ideales" lamentablemente equivocados- , repito, aquellos que "sin mojarse los pies", hoy pretenden dictar doctrina y "señalar con el dedo" a los que, del lado de las fuerzas legales lucharon y murieron por defender a nuestra Patria de esa inaudita agresión internacional.

El detonante que ha motivado este escrito ha sido el reenvío -cosa que realizo de manera habitual y casi constante, aunque sin aclarar que, por supuesto, por obvio, que lo que reenvío no significa que sean mis propias palabras ni siquiera mi propia opinión- de un articulo escrito por un autor que no viene al caso mencionar, dando su opinión sobre el caso de las Bases de EE.UU. en Colombia y sobre la ultima reunión de la denominada "Uno Sur" días pasados en Bariloche.

Tuve la mala idea de reenviarle el articulo de marras a un amigo profesor universitario titular de una cátedra de "Estrategia", el cual sumamente alarmado por "mis ideas" me escribió incriminándome por mis "ideas pro estadounidenses" y aprovechando a manifestar, a manera de coctel, ciertas ideas suyas relacionadas con lo eficaz que resulto la actividad del Tte Grl Lanusse con la creación de la Cámara Penal en lo Penal en 1971 para reprimir a la subversión, y repudiando -mi amigo- los métodos represivos posteriores, y aprovechando también para verter opinión respecto de la lucha antiterrorista que realizaron nuestras Fuerzas Armadas en ocasión de la Guerra Civil Revolucionaria.

Ese verdadero detonante proporcionado por este amigo me ha decidido a aclarar algunos aspectos por si alguno de los miembros de mi directorio de Mails haya pensado igual que mi amigo, aunque sin manifestarlo.


También me lleva este escrito a hacer algo que creo es muy importante:

definir públicamente, en lo que respecta a mi, ideas y posiciones ideológicas para que no sean vilmente deformadas por algunos "interpretadores " de la Red.

Por lo tanto a este escrito lo he dividido en tres partes a saber:

1.. Asunto Bases de EE.UU. en Colombia.
2.. Lanusse y la Cámara Federal en lo Penal de 1971.
3.. Interpretación del porque se produce la represión del Terrorismo como se hizo.

Comencemos entonces por partes:


1) Bases de EE.UU. en Colombia y la Reunión de UNOSUR en Bariloche

Deseo aclarar, en principio, QUE NO SOPORTO la presencia de EE.UU. interviniendo en America del Sur esta muy claro?

Tengo mas que motivos suficientes para que me haga sentir mal todo lo que se refiere a EE.UU. en relación directa con nuestro país.

Comencemos en los principios mismos de nuestra vida independiente y la grosera intervención de los cónsules de ese país pretendiendo tempranamente imponernos cosas con su particular punto de vista; me refiero especialmente a la temprana agresión de un navío de guerra de EE.UU. en nuestras Malvinas y que -de acuerdo a mi propia tesis- motivo la ocupación de nuestras islas por Gran Bretaña en 1833, y a continuación la declaración del Secretario de Estado de EE.UU. expresando que las Malvinas no eran argentinas

Continuemos con la Guerra del Paraguay en donde mientras miles de argentinos morían con valentía para lavar la agresión e invasión sin piedad de los paraguayos a nuestro territorio nacional (les recuerdo que llegaron a ocupar hasta la mitad del territorio de la actual Provincia de Corrientes y la totalidad de la actual Provincia de Misiones, iniciando su invasión a mansalva y SIN DECLARACION PREVIA DE GUERRA y con orden de "no tomar prisioneros" ) mientras que paralelamente el cónsul de EE.UU. en Paraguay se manifestaba abiertamente a favor del Paraguay sirviendo clandestinamente -rompiendo toda regla legal diplomática- como correo del Gobierno paraguayo y como depositario de caudales en oro del presidente paraguayo para ponerlos a salvo en el extranjero

Y esto lo hacia un general del ejercito de los EE.UU. a la sazón cónsul en Paraguay! Continuando con nuestro relato que trataremos de hacerlo lo mas corto posible, saltamos a la Segunda Guerra Mundial en donde a su termino su política casi nos coloco al borde de la guerra con el Brasil gran aliado de EE.UU. en la contienda.

Situación estratégica que fue controlada y dominada por el flamante Presidente argentino Grl Perón -que anteriormente había sido vilmente boicoteado por el embajador de los EE.UU.

Braile para que no llegara a la Presidencia en una clara intervención en nuestros asuntos internos-, Presidente que sin vacilación adopto la enérgica medida de duplicar los efectivos de nuestro Ejercito llevándolos a un numero de 80.000 hombres mediante la incorporación de varias clases de reservistas especialmente oficiales, aumentado notablemente el numero de conscriptos incorporados anualmente, reduciendo el numero de años mínimo de cada grado en los oficiales para poder tener mayor cantidad de oficiales jóvenes, aumentando también notablemente los efectivos de cadetes del Colegio Militar de la Nación, comprando en Europa miles de toneladas de material bélico en casi perfectas condiciones pero vendidos como chatarra, lo que llego a abarrotar nuestros puertos con material bélico el cual era rápidamente puesto en servicio en nuestros arsenales, fabricando cientos de aviones de caza, los famosos DLDL y también fabricando los tanques de guerra "Nahuel", cosa que antes era impensable que podía hacer un país sudamericano y llevando a toda una enorme masa de Ejercito movilizado a realizar grandes maniobras en territorio Correntino y Entrerriano frente mismo a la frontera con el Brasil en clara demostración de que seriamos un hueso muy duro de roer ( seria bueno que en el Ministerio de Defensa 2009 lean esto).

Saltemos ahora a otra anécdota que creo es del caso relatar.

Estando ya inmersos en la Guerra Civil Revolucionaria y habiendo tomado resolución nuestro Gobierno Constitucional de iniciar operaciones de guerra en la Provincia de Tucumán con la misión clarísima de "aniquilar" a las fuerzas terroristas agresoras, el 09 de julio de 1975 durante la realización de un vino de Honor en el Comando en Jefe del Ejercito, estando yo circunstancialmente presente al lado del Grl Videla, se acerco el agregado militar de EE.UU. y en charla informal le sugirió al Grl Videla que se solicitara apoyo a EE.UU. para ser provisto nuestro Ejercito en Operaciones, con helicópteros de ataque y agentes químicos defoliantes , para mejor luchar contra los terroristas, a lo cual sin vacilar y hasta diría yo en tono ofendido contesto el Grl Videla con un rotundo no de rechazo expresando palabra mas palabra menos:

"nuestro Ejercito luchara con los helicópteros que podamos comprar y jamás usara defoliantes pues esto es nuestro territorio nacional, no se olvide que ustedes lucharon en un país extranjero y no en su propio país."

Pero falta aun la frutilla del postre: la Guerra de Malvinas.

Durante esta guerra indudablemente la descarada intervención de EE.UU. a favor de Gran Bretaña la salvo de ser derrotada por las Fuerzas Armadas Argentinas.

Saltando las intrigas de orden político y diplomático ocurridas, que por cierto fueron mas que importantes, me referiré a los hechos de apoyo militar ostensible que efectúo descaradamente EE.UU. la autorización para que las fuerzas británicas pudieran repostar, reabastecerse y utilizar libremente las instalaciones estadounidenses de la Isla de Ascensión; cuando nuestra Fuerza Aérea literalmente diezmaba a los navíos británicos, les proporcionaron a la aviación inglesa un secreto de guerra cuidadosamente guardado el cual era un misil aire-aire que no necesitaba que el avión portante tuviera que colocarse detrás del avión enemigo para poder ser disparado buscando así directamente el calor de la tobera de su motor para no correr el peligro de ser abatido por el propio misil disparado; de esta manera en nuevo misil entregado, mediante un código especial, podía ser disparado desde casi cualquier dirección de ataque lo que permitió a los aviones británicos enorme superioridad sobre nuestros caza bombarderos de ataque; proporcionado a los británicos la información secreta de sus satélites para ubicar a nuestras fuerzas terrestres y aéreas; proporcionado el descriptamiento de nuestras comunicaciones secretas; finalmente colocando secretamente a disposición de la Armada británica un portaaviones gemelo del seriamente averiado por nuestros medios aéreos de combate, por si la resistencia argentina se prolongaba mas.

Después de este relato...

Alguien puede pensar que yo pueda estar de acuerdo con la existencia de Bases de EE.UU. en Sudamérica? NO DE NINGUNA MANERA, pero.

Una cosa es una cosa u otra cosa es otra cosa.

Creo que nadie puede ignorar la lucha de décadas, heroica, valiente con miles de muertos, desparecidos y secuestrados, que lleva la nación hermana de Colombia contra la agresión narcoterrorista representada especialmente por las FARC.

Me pregunto y se lo pregunto:

Algún país sudamericano se acerco al Gobierno de Colombia para ofrecer total y desinteresadamente su apoyo incondicional para combatir al flagelo del narcoterrorismo?

Si mal no me equivoco: ¡NINGUNO LO HIZO!

Los EE.UU. si lo hicieron.

Sin lugar a dudas lo hicieron no por filántropos desinteresados.

Todos si perfectamente conocemos que dentro de la estrategia mundial, Sudamérica, representa un gran reservorio de materias primas y posibilidad de alimentos y combustibles especialmente representado por el triangulo estratégico Amazonas, Mar territorial atlántico brasileño-argentino y Argentina con sus enormes posibilidades de proveer alimentos y agua potable..

Creo firmemente que el apoyo de EE.UU. a Colombia -independientemente de obtener el beneficio de frenar la exportación de drogas a su propio país-, se apoya en esa visión estratégica, favorable a sus propias necesidades.

Vayamos ahora a la reunión del UNOSUR en Bariloche realizada hace no muchos días atrás y analicemos un poco, sucintamente, a sus participantes.

Antes que nada les pregunto:

Cuales países tenían que estar mas interesados en deplorar esa irrupción de EE.UU. en Sudamérica?

En primer lugar y sin lugar a dudas el mas afectado debería ser Brasil dada la proximidad de la Amazonia y el descubrimiento de incontables reservas de petróleo en sus aguas territoriales.

La cercanía de las Bases de EE.UU. con sus poderosos medios indudablemente no los puede tener contentos ¡y con razón!

Tanto es así que su respuesta ha sido contundente: notable aumento y tecnificación de sus Fuerzas Armadas y aumento también notable de su presupuesto militar en mas de un 30% anual llegando ahora a disponer la enorme suma de alrededor de 15.500 millones de dólares anuales, es decir Brasil solo mas que el presupuesto militar de todos sus países limítrofes reunidos, convirtiendo a ese país por lejos en el poder militar mas poderoso de Latinoamérica dados sus 342.000 efectivos armados, su enorme Flota de Guerra, por lejos la mas poderosa de Sudamérica teniendo aun en funciones un todavía moderno portaaviones (único en la región), y la posibilidad cercana de construir un submarino nuclear, mas el gran poder aéreo de combate que se vera próximamente notablemente aumentado por la posible adquisición de 37 cazabombarderos F38 de ultima generación -en uso actual dentro del poderío aéreo de los EE.UU.-, mas el desarrollo de una enorme industria de guerra.

Claro todo esto lo puede hacer Brasil porque pese a haber tenido una Guerra Civil Revolucionaria casi tan dura como la nuestra ha decidido mirar hacia delante cerrando definitivamente las heridas del pasado y solo mirar hacia el futuro ¡que distinto que nosotros!!!

Indudablemente ese tremendo esfuerzo militar del Brasil no esta orientado para combatir contra otro país sudamericano limítrofe, sino que apunta a otro peligro mucho mayor.

Solo tengamos en cuenta que la Argentina, que hipotéticamente seria el único país que le podría hacer competencia -e históricamente siempre ocurrió así, incluso con una guerra de por medio- tiene comparativamente un exhausto presupuesto militar de unos 2.000 millones de dólares que son absorbidos en un 85% por gastos administrativos y de personal; presupuesto de todos modos ficticio por cuanto se ve disminuido de manera muy importante trimestre a trimestre, por orden de la Ministro de Defensa, con el agravante de que nuestra otrora potente industria de guerra -que llego a ser muy superior a la de Brasil- ha quedado ahora totalmente destruida por la acción de los gobiernos desde 1983 en adelante.

Esta capacidad y superioridad militar perfectamente le hubiera permitido sin lugar a dudas ofrecer a Colombia la no aceptación del apoyo tan enojoso de los EE.UU. y constituirse el Brasil en el paladín de la lucha contra el narcoterrorismo.

Pero para eso ¡HAY QUE MOJARSE LOS PIES!

Lo hizo?

Aprovecho esa reunión cumbre para definirse así?

Por supuesto que no!

Sin embargo formo el coro de otros varios países quejosos, como conjunto de viejas próximas a ser violadas, contra Colombia por aceptar este país cuasi desesperado, digo yo, la ayuda de EE.UU.

¡QUE NUNCA VACILA EN MOJARSE LOS PIES CUANDO SE TRATA DE DEFENDER SUS PROPIOS OBJETIVOS NACIONALES!

O sino que nos lo cuenten a nosotros los argentinos en nuestra Guerra de las Malvinas!!!

Otros países interesados y directamente involucrados eran obviamente Ecuador y Venezuela.

No consideramos a Bolivia por ser un simple satélite arlequín de los mandatos de Chávez.

Respecto de Ecuador es fácil imaginarse su oposición a Colombia luego de la ilegal y humillante irrupción de tipo relámpago a su territorio nacional muy próximo a la frontera por parte de fuerzas militares de Colombia que permitió dejar en descubierto que las FARC tenían a su disposición un "santuario" dentro del Ecuador y, además, conocer sin lugar a dudas el apoyo que le prestaba Venezuela a los narcoterroristas.

Esa operación colombiana también pareciera que dejo en descubierto algunas otras operaciones "raras" de las FARC con el Gobierno ecuatoriano.

Con Venezuela la situación es muy particular por el mesianismo pro dictadura castrista que denota su gobernante Chávez convertido en paladín del enfrentamiento contra EE.UU. lo que no quita que ese país sea su gran cliente comercial de compra de petróleo venezolano.

El material y documentos capturados en el santuario FARC de Ecuador demostraron sin dudas el apoyo material y monetario de Chávez a las FARC.

Miembros prominentes de las FARC tienen su propio libre santuario en Venezuela.

Aparecen armas compradas por el Ejército venezolano en poder de las FARC.

Pero todo es desconocido por la conocida verborrea del mandatario venezolano.

Es indudable que Venezuela se ha convertido en el más ínclito representante de un verdadero "Eje del Mal" constituido por Cuba-Venezuela- Ecuador-Bolivia.

¿Y Argentina?

Así es, lo que ha llamado poderosamente la atención en esa reunión de mandatarios sudamericanos ha sido el papel de nuestro propio país.

Nuevamente me lo pregunto y se lo pregunto:

A que esta jugando la Argentina?

Desmantela total y desvergonzadamente a nuestras Fuerzas Armadas.

Sienta detrás de la Presidente a una figura ex miembro del terrorismo subversivo nada menos que como Ministro de Relaciones Exteriores, y a otra que mejor no hablemos.

Se convierte con severo seño en juez de los actos de Colombia pero tampoco, como los demás, ofrece su ayuda.

Claro, ¿con que?

Si no tenemos ni siquiera municiones de guerra mas que para dos horas de combate -según afirmación de la propia Ministro de Defensa- y otras afirmaciones, en su momento, del anterior Jefe de Estado Mayor Tte Grl Bendini.

Todo eso sin considerar con seriedad el enorme peligro que se cierne sobre nuestras cabezas, incapacitados traidoramente como estamos de poder defender a nuestras riquezas nacionales que YA están siendo depredadas por países extranjeros de manera totalmente impune.

Ni que decir que no se levanto seriamente la voz, como correspondía en ese tenor de reunión, para denunciar con toda vehemencia -como se ha hecho en otras oportunidades por otros asuntos y por motivos mucho mas insignificantes- la mayor usurpación territorial por fuerzas militares extranjeras, que existe actualmente en Sudamérica, constituida por las fuerzas armadas británicas en las Malvinas, conformándonos con una simple y casi estúpida declaración final -cuasi infantil- a ese respecto, por parte del UNOSUR.

Resultado de todo esto?

Que esta reunión se convirtió en un fracaso y que la brillante exposición del Presidente colombiano ha demostrado que los éxitos que le ha permitido a Colombia la presencia y el apoyo de los EE.UU. hace que ese apoyo sea considerado imprescindible en la lucha para obtener la victoria contra las FARC.

En buen romance Sudamérica se tiene que tragar la presencia de EE.UU. en su territorio con todas las implicancias que eso con lleva especialmente para Brasil.

Podemos seguir rasgándonos las vestiduras y apuntando con el dedo a Colombia? NO, apuntemos con el dedo a los verdaderos culpables de que esa no digerible presencia de EE.UU. persista: TODOS LOS PAÍSES DEL UNOSUR!

2) El papel de Lanusse en la lucha contra el terrorismo

Durante el Gobierno de Facto del Tte Grl Lanusse, ya estaba inmerso el país en la creciente marea terrorista subversiva, casi toda ella de neto corte marxista-castrista y con algunos usando la "mascara de Perón", para escudarse en el viejo líder, o siendo sinceramente engañados peronistas.

Para oponerse a esa marea insurreccional existían múltiples juzgados federales con jurisdicción limitada, desbordados de casos e impotentes para poder afrontar con eficiencia la agresión armada de las bandas terroristas.

Ya en directivas precisas dadas por el Presidente Lanusse el 29 de Diciembre de 1970 a los altos mandos militares, de manera premonitoria había expresado su pensamiento de que no se debería caer en la fácil tentación de emplear los mismos métodos de los terroristas porque, en ese caso se afectaría gravemente el valor ético de las fuerzas legales y se destruiría el fundamento de la lucha contra el terrorismo.

Ya veremos la verdad que encerraba esa idea-directiva y el porque no se pudo cumplir en el futuro como era de desear.

El Ministro de Justicia del Tte Grl Lanusse, el Dr Jaime Perriaux imagina y propone la creación de una Cámara Federal en lo Penal (CAFEPE), que ha diferencia de los juzgados federales tuviera total, absoluta y exclusiva jurisdicción sobre todo el territorio nacional para abocarse a los concretos casos de terrorismo.

Concibiendo el Ministro -y así lo exigieron los futuros jueces antes de jurar- la estricta separación de sus funciones con las que determinaba el Código de Justicia Militar, siendo esa exigencia taxativamente determinada mediante la Ley 19.081 de Seguridad Nacional -Empleo de las Fuerzas Armadas-, la cual en su articulo 7º establecía que en caso de que, como consecuencia de las operaciones militares se produjeren detenciones, las personas y los elementos probatorios serian puestas a disposición de la Cámara Federal en lo Penal de la Nación, lo cual constituye una muestra mas del verdadero objetivo del Gobierno Nacional de ese entonces a través del Ministro Perriaux, cual era el sometimiento a la justicia ordinaria de aquellas personas imputadas de delitos de terrorismo.

Su significado fue que los terroristas serian estrictamente juzgados dentro del ámbito de la CAFEPE.

Este proyecto -creación de la CAFEPE- en su momento se considero, desde el punto de vista jurídico, adelantado al que se impuso en España para combatir a la ETA y en Italia para destruir a la acción de las Brigadas Rojas, dada su competencia en todo el territorio nacional, mediante un procedimiento de instancia única, que se concretaba en una primera parte escrita y una segunda parte de carácter oral, con lo cual quedaba asegurada la celeridad, la inmediatez, la bilateralidad, la contradicción y la publicidad y se aseguraba desde el inicio mismo la adecuada defensa del imputado, como lo demostró el hecho de que en muchos casos la intervención de la denominada "Asociación Gremial de Abogados" podía actuar con total libertad de defensa pese a que escondía a algunos de sus miembros con estrechas vinculaciones con las organizaciones terroristas.

De esta manera quedaba también asegurada que dichos imputados gozarían de todas las garantías procesales que son -a diferencia de lo que ocurre hoy con nuestros militares imputados de hipotéticos delitos- indispensables y necesarias propias de una persona sometida a un proceso judicial penal.

La Ley 19.053 del 28 de Mayo de 1971 creando la Cámara Federal en lo Penal (CAFEPE), enumeraba taxativamente los delitos en los que debía entender y su jurisdicción que seria sobre la totalidad del territorio nacional.

Sus miembros juraron el 07 de Julio de 1971.

Justamente el problema de la competencia que tenía la CAFEPE fue el centro del ataque contra ella por parte del terrorismo organizado y su propósito de eliminarla -como lo logro- por ser su principal peligro.

Los éxitos logrados por la CAFEPE fueron realmente notables.

Esta cámara, denominada en medios terroristas despectivamente como "El Camarón", poseía una agilidad tal que, entre Julio de 1971 y mayo de 1973, se llevaron a cabo 8.927 causas, encarcelados unos 2.000 terroristas subversivos de los cuales fueron condenados con condena firme 600, cinco de ellos a cadena perpetua, un 40 % fueron absueltos, y el resto quedo a la espera de un juicio y sentencia.

Ninguna de las sentencias fue revisada ni siquiera fue anulada ni revocada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, lo que constituye una muestra cabal del legitimo e imparcial accionar de la CAFEPE, tal como fue reconocido, años después, por el Tribunal contra derecho por ser anticonstitucional, que juzgo a los Comandantes de las Fuerzas Armadas a partir de 1983.

De esta manera la Cámara Federal en lo Penal se convirtió en el más peligroso enemigo para las fuerzas terroristas por cuanto ellas salen beneficiadas con la represión no ajustada estrictamente a Ley.

Es muy interesante como el ex Canciller filoterrorista Rafael Bielsa, ha tratado de desprestigiar a la CAFEPE mediante el argumento de que esta Cámara colisionaba con la Constitución Nacional por cuanto su génesis fue una Ley de un Gobierno de facto y que "existía jurisprudencia que avalaba gobernar de hecho pero manteniendo mayormente las instituciones preexistentes al golpe de Estado" y que "era un tribunal especial, al menos en el sentido de que las personas sometidas a su jurisdicción pasaban a ser "subversivos" , y daba por sentado que los actos a los que se abocaba eran de naturaleza federal" así como opinar que "afirmar, en consecuencia, que en semejante estrado los argentinos podíamos haber combatido el "fenómeno subversivo con la ley en la mano" y evitar el genocidio posterior, es lo mismo que sostener que, si se hubiesen conservado los tribunales de la Inquisición, se habrían evitado todos los derramamientos de sangre posteriores ocasionados por el apartamiento de la ortodoxia religiosa".

Realmente curiosos puntos de vista de Bielsa el cual continúa afirmando "la Cámara Federal en lo Penal formaba parte de un sistema de proscripción, represión y antagonismo ideológico, y fue ese sistema el que desemboco en la charca fúnebre del ´76 al ´83".

Estas opiniones verdaderamente demuestran, al decir del Quijote, que los perros ladraban porque la Cámara estaba cabalgando.

Y que paso después?

Para comprender el inicio de la lucha contra el terrorismo abandonando la "ley bajo el brazo" se debe conocer el esfuerzo que realizo el terrorismo organizado para evitar la represión legal.

La ecuación es muy simple: la represión ilegal favorece al terrorismo pues permite dentro y fuera del país, descalificar el modo como se los combate.

Si el método es legal, el terrorista siempre permanecerá en su condición de terrorista sin poder jamás dar aparente legitimidad a sus actuaciones.

Sin embargo, aplicándose métodos ilegales, si logra ser combatida desde la ilegalidad, de alguna forma justifica el terrorismo la irracionalidad de su accionar, convirtiéndose mágicamente de victimarios en victimas.

Para perpetrar este objetivo, el terrorismo busco desde sus comienzos ser reprimida ilegalmente.

Comenzó su plan con la estrategia llevada a cabo desde 1972 a 1973, que consistió en tratar de desarticular a la justicia mediante el ataque propagandístico dirigido a desprestigiar a la Cámara Federal en lo Penal y su presión para que en el futuro esta sea disuelta junto con toda la legislación antiterrorista y, al mismo tiempo, tratando de lograr atemorizar a los jueces y distintos funcionarios del Poder Judicial mediante amenazas y atentados, con el objetivo de crear el terror en quienes administraban la justicia de nuestro país.

Tengamos en cuenta que técnicamente, la Cámara Federal favorecía a los guerrilleros garantizándoles un juicio justo, pero realmente los terroristas estimaban que eso, en realidad, no los favorecía.

Los terroristas decían que eran "presos políticos" pero vale bien aclarar que estos pseudos "presos políticos" fueron terroristas detenidos, procesados y condenados por la comisión de delitos de terrorismo - de lesa humanidad - por la Cámara Federal en lo Penal de la Nación.

Para terminar de comprender el porque de la represión ilegal que se desato a partir del Gobierno Constitucional del Tte. Grl PERÓN vayamos al tema siguiente.

3) Porque comienza la represión ilegal. Causas y motivos.

Antes de tratar este tema deseo aclarar expresamente siguiendo el dicho de que "el que se quema con leche ve a una vaca y llora", que lo que relatare a continuación es simplemente verdad histórica y punto de vista intelectual, lo cual NO SIGNIFICA que yo en lo particular sea partidario de la represión ilegal TODO LO CONTRARIO.

Esto lo digo especialmente para los opinólogos que puedan surgir al leer mi escrito que

"PODRÁN OPINAR PERO QUE NUNCA SE ANIMARON A MOJARSE LOS PIES".

La estrategia terrorista se desarrollo a partir de conocer que Cámpora seria el candidato presidencial elegido por Perón para que lo representara, dado que en una medida absurda e infantil, desde el punto de vista político, no se le permitió a él mismo intervenir en ese proceso eleccionario. ¡GRAN ERROR!

Esta absurda medida del gobierno de Lanusse permitió que el terrorismo introdujera inmediatamente su "caballo de Troya".

Su infiltración e inmediata influencia, especialmente montonera, dentro del camporismo fue absoluta y evidente y trágica.

Es así que el día de la asunción - 25 de mayo de 1973 - se sanciona, mas precisamente, en la madrugada del 26 de mayo la Ley Nº 20.508, que amnistío ex post facto a todos los condenados por delitos de terrorismo - y otros comunes.

La Ley 20.508 de Amnistía por Delitos políticos y comunes conexos estableció en su
Articulo 1º que quedaban amnistiados por dicha norma los hechos ejecutados hasta el 25/05/1973, a saber:

en los perpetrados por móviles políticos, sociales gremiales o estudiantiles, cualquiera sea el bien jurídico lesionado, el modo de comisión y la valoración que merezca la finalidad perseguida mediante la realización del hecho (Inc. a).

En la participación en asociaciones ilícitas con fines políticos, gremiales, sociales o
estudiantiles y los hechos cometidos como tales (incs. b y c); los realizados durantes movilizaciones, actos de protesta, toma de fabricas, paro, u otra medida de fuerza o para servir a estas (incs. d, e). Por Decreto P.E.N. Nº 18 se la tuvo como ley de la Nación suscribiendo el mismo el Presidente Cámpora, su Ministro de Gobierno Dr Esteban Righi y el Ministro de Justicia Dr Antonio Benítez quien inmediatamente siguió la persecución con destrucción de todo el sistema legal imperante.

Esto fue favorecido por la circunstancia de que al asumir el poder el gobierno camporista en 1973, la Corte Suprema de Justicia ya estaba vacante porque sus integrantes habían renunciado tan pronto conocieron los resultados de las elecciones.

El camporismo filoterrorista manipulaba el Poder Judicial como botín electoral y, para poder desmantelar lo poco que quedaba de el, inmediatamente se sanciono una ley que otorgaba la posibilidad de jubilarse sin haber alcanzado la edad legal, cobrando el 80% del sueldo que les correspondía, permitiéndoles además a los que se acogieran a sus beneficios, ejercer la profesión libremente y, por el contrario si no aceptaban ese beneficio en el plazo estipulado se les aplicaría el régimen ordinario correspondiente a los funcionarios públicos muy desventajosos con respecto al otro que se les estaba ofreciendo.

Se podrán imaginar que en masa se acepto la jubilación más ventajosa.

Los efectos de esta jugada sucia no se hicieron esperar, y la Justicia argentina comenzó a desmoronarse rápidamente quedando totalmente desmantelada al poco tiempo.

La jugada terrorista más importante se apoyo en la inmediata disolución de la Cámara Federal en lo Penal y anulación del paquete de leyes represivas que tanto éxito lograron en la lucha legal contra el terrorismo.

Pero peor aun fue la tremenda persecución a que se vieron sometidos los miembros de la CAFEPE

El joven investigador histórico Agustín Laje, líder del "Movimiento de Jóvenes por la
Verdad Histórica" con sede en Córdoba, en su articulo titulado "Los Mitos de La Represión Ilegal" expresa que el muy serio investigador histórico Carlos Manuel Acuña, en su libro "Por amor al odio" relata que "todos sus integrantes fueron perseguidos, algunos redistribuidos a los destinos menos deseables del Poder Judicial o simplemente cesanteados como automáticamente se hizo con los jueces.

Todos ellos estaban condenados a muerte desde el momento en que asumieron el cargo".

Explicando las consecuencias que tuvo su disolución, afirma que ".tuvo implicancias muy serias y profundas.

No seria exagerado señalar que marcaron el matiz, el estilo y el ritmo con que se desarrollo la etapa de la guerra que comenzó en marzo de 1976".

De los nueves jueces que conformaron aquel tribunal, ocho tuvieron que exiliarse en el extranjero ante las amenazas y atentados y uno, el Juez Quiroga, fue asesinado por la espalda.

De manera premonitoria, el periodista del Buenos Aires Herald, Clive Petersen, expreso que ".a partir de ahora, ni aun los policías y militares respetuosos de la ley mandarían a la cárcel, para que allí esperen la próxima amnistía, a los terroristas que lograran capturar".

Tal es así, que a partir de 1973 no se registro ni una sola condena por actos terroristas.

El también eximio investigador histórico Dr Nicolás Márquez en su libro "La Mentira Oficial" nombrado por Agustín Laje, expresa que "Para graficar el desmantelamiento al que estaba sometido el país, tengamos en cuenta que mientras estallaban bombas en todas partes y los crímenes conformaban la cotidianeidad nacional, durante todo 1974 la justicia federal y nacional de Buenos Aires trabajo formalmente tan solo 54 de los 365 días del año.

Con este clima de aniquilamiento institucional generalizado, se fue abriendo paso así a la utilización de métodos ilegales para contrarrestar la guerrilla".

Continua agregando Agustín Laje en su articulo "Los Mitos de La Represión Ilegal" que "para quien todavía no entienda el porque de esta jugada, Jacobo Timermann, en su ensayo "Preso sin nombre, celda sin numero" explica:

"La guerrilla no pudo competir.

Y sin embargo, no fue derrotada en el terreno ideológico, moral, porque sigue esgrimiendo la irracionalidad de la represión, el abuso del poder, la ilegalidad de los métodos.

Y esa es su carta de triunfo".

Agregando Agustín Laje lo afirmado por el Dr Tomas Oneto en la revista jurídica La Ley:

"Examinando la naturaleza de las respuestas institucionales al terrorismo, no puede silenciarse que uno de los objetivos del terrorismo es la regresión de nuestro ordenamiento jurídico hacia formas no democráticas".

Desde el 25 de Mayo de 1973 al 24 de Marzo de 1976, día en que fue depuesto el Gobierno de Isabel Martínez de Perón, la Justicia Argentina no dictamino una sola sentencia a subversivos detenidos durante ese periodo.

La Cámara Federal en lo Penal de la Nación juzgo en Derecho a aquellos imputados de delitos guerrilleros, pero por la decisión política de CAMPORA que no tuvo en cuenta la verdadera dimensión de su accionar y sus consecuencias, se desarticulo absolutamente lo que fue considerado a nivel mundial y reconocido en diversos ámbitos - aun entre los propios imputados - como la única respuesta avanzada, eficaz y pacifica para terminar con el flagelo del terrorismo.

Pero justamente eso estaba en contra de lo que le convenía al Terrorismo:

lograr que se los reprimiera ilegalmente.

De haberse mantenido en vigencia solo la ley que creo la CAFEPE con un marco legal adecuado formulado dentro de un régimen legal y no de facto, el gobierno constitucional del General Perón y el posterior a su fallecimiento, el de su esposa Isabel Martínez de Perón, hubieran tenido un marco legal para enjuiciar y condenar legalmente el accionar terrorista, y no hubieran tenido la necesidad de apelar a decretos que el gabinete en pleno (Luder, Cafiero, Ruckauf, Bottero, entre otros), determino "...aniquilar el accionar subversivo en todo el territorio nacional".

Fue el propio Ministro de Defensa Tomas Bottero quien califico la acción del Terrorismo como: "...total, sofisticada y compleja, despiadada, diabólica y criminal", agregando mas tarde que solo quedaba una alternativa:

"El exterminio total del enemigo..."


Volviendo al breve periodo de Cámpora, una vez disuelta la CAFEPE, y derogada la legislación antiterrorista, la guerrilla abrió paso a su verdadera estrategia oculta la cual era enloquecer a las Fuerzas Armadas.

El objetivo concreto era atemorizar a los encargados de reprimir (militares y policías), esperando una reacción irracional en estos que los terminara por situar parados fuera de la ley.

El asesinato indiscriminado contra uniformados y sus familiares, totalmente ajenos al conflicto, como militares retirados e hijos de miembros de las fuerzas, así como indefensos simples policías, marcaron el modus operandi del terrorismo para asegurar la reacción desmedida e inconsciente de sus enemigos.

En su afán de enloquecer a los militares, en pleno ejercicio de la Presidencia
Constitucional del Tte Grl PERÓN los terroristas atacan a la Guarnición de Ejercito de Azul a sangre y fuego siendo también reprimidos por los militares a sangre y fuego motivando que el Presidente PERÓN vestido de riguroso uniforme de Teniente General y acompañado por todo su Gabinete, en alocución a la Nación expresara taxativamente entre otras muchas cosas:

".el repudio de la ciudadanía hará que el reducido numero de psicópatas que va quedando sea exterminado uno a uno para bien de la Republica.(. )

El aniquilar cuanto antes este terrorismo criminal es una tarea que compete a todos los que anhelamos una Patria Justa, Libre y Soberana".

Para continuar seguiré basándome en el estupendo articulo de Agustín Laje

"Los Mitos de la Represión Ilegal":

"La suma de los factores explicados, desencadenaron la desprotección de un país entero frente a nuevas amenazas con magnitudes nunca antes vistas en nuestras tierras en el S.XX.

Como vimos a lo largo del escrito, se elimino toda posibilidad de un combate por vías legales, tornando la posibilidad de represión legal, desgraciadamente, totalmente ridícula si se pretendía hacerlo con alguna eficacia.

Pero aun así se debió haber intentado."

"Ahora bien, una vez entendido esto, es probable que el lector se pregunte Cuando se dio inicio formal a la represión ilegal?

La respuesta oficial que gira en torno a esta interrogante, falta a la verdad descaradamente, poniendo de manifiesto de manera maliciosa y tendiente a demonizar aun mas a las Fuerzas Armadas, que la represión ilegal nace el 24 de marzo de 1976 (20), con el cambio de gobierno.

Esta tesis instalada en la sociedad a partir de 1983 por la runfla alfonsinista, y difundida y repetida hasta el hartazgo por los gobiernos precedentes, se puede apreciar tanto en el famoso informe de la CONADEP, "Nunca Mas", como en libros escolares de educación media."

"Contrariamente a lo que pregona la propaganda oficial, se da origen a la represión por fuera de los métodos legales, primero con la creación de la AAA, organización paramilitar, de raíz peronista, cuya finalidad era neutralizar el terrorismo, con mas terrorismo, responsable de 476 homicidios.

Pero luego del escape de su líder, López Rega, la organización cesa el fuego casi por completo.

Formalmente, se abre el camino hacia la represión ilegal el 6 de octubre de 1975.

Para ese entonces, la Presidenta Isabel Martínez de Perón había tomado licencia, y dejo como Presidente provisional a Italo Argentino Luder, quien convoco a los altos jefes de las FFAA para buscar en conjunto soluciones para el problema subversivo.

El Dr Florencio Varela, frente a una conferencia organizada por la fundación AUNAR, contó que

"En la reunión, cuatro fueron las alternativas presentadas por el general Videla.

Las dos más extremas eran las siguientes:

una incluía un sistema operacional sumamente controlado que tenía como inconveniente el largo tiempo que iba a llevar el control del terrorismo.

La otra estaba basada en la descentralización, otorgando una gran capacidad operativa a los niveles inferiores.

Esta tenia el riesgo del debilitamiento del control en esos niveles operativos, pero en un año y medio, el terrorismo se controlaba.

Esto fue lo que se acepto.

Cuenta Juan B. Yofre en su libro "Nadie Fue", que luego de la reunión con los altos jefes, "Luder promovió la formación del Consejo de Defensa Nacional, como una forma de frenar la violencia terrorista".

Como resultado de estas maniobras, el 6 de octubre se dio lugar a la emisión del decreto 2772 que entre otras cosas decía:

"Las FFAA, bajo el comando superior del Presidente, que será ejercido a través del Consejo de Defensa, procederán a ejecutar las operaciones militares y de seguridad que sean necesarias a los efectos de aniquilar el accionar de los elementos subversivos en todo el país".

A partir de este momento, se abre paso a las famosas "desapariciones”, consecuencia de un modelo de represión adoptado por el gobierno constitucional peronista, y continuado posteriormente por el gobierno cívico-militar del Proceso.

Entre octubre de 1975, y el 24 de marzo de 1976, se comprobaron 734 casos de desaparición de personas, nunca siquiera mencionados por quienes creen ser voceros oficiales de los "derechos humanos".

Nicolás Márquez explica que "(el gobierno de Alfonsín) manipularon la información
ocultando intencionalmente todo aquello que se relacionara con los hechos ocurridos con anterioridad al 24 de marzo de 1976, a los cuales se pretendió quitar importancia para cercenar el camino hacia la investigación de la responsabilidad de las autoridades constitucionales anteriores al mentado 24 de marzo, que sin duda la tuvieron en forma plena, pues fueron ellas las que planearon, decidieron, y pusieron en ejecución el sistema para combatir al terrorismo que dejo la trágica secuela de los desaparecidos" ."

Cabe aclararse que el 52,5% de los ataques terroristas se cometieron estando en ejercicio gobiernos constitucionales.

En conclusión se acusa a los militares de haber iniciado un método criminal represivo el cual solo fue la continuación de una metodología ya imperante y que sin temor a decir una aberración histórica lo instauro el propio Presidente PERÓN y fue continuado y mejorado por la Presidenta Constitucional Isabel Perón

Hagamos un juego de imaginación.

Supongamos que el Gobierno Militar surgido a partir del 24 de Marzo de 1976 hubiera querido cambiar esa metodología por una represión legal al mejor estilo de la CAFEPE

Alguien en su sano juicio podría afirmar que conseguiría ese gobierno a alguien que pusiera la cara, llámese juez, funcionario o simple empleado judicial?

El gran Objetivo del Terrorismo se había cumplido y hoy ellos son las victimas y los militares los victimarios sangrientos.

Toda esta persecución a los militares comenzó con el periodo presidencial gramsciano de Alfonsín que con profundo desprecio de las normas legales del Estado de Derecho juzgo a los miembros de las Juntas Militares abriendo una gran Caja de Pandora que nos acompaña aun hoy día, gracias a una mentirosa campaña de acción psicológica que aun hoy desinforma a la población siendo lo mas grave que se desinforma a la juventud mediante mentiras desfachatadas históricas.

Para terminar yo me pregunto y se lo pregunto:

Que argentino de bien puede aceptar y estar de acuerdo con la actual situación en donde hace mas de cinco años que varios centenares de soldados argentinos que combatieron y vencieron hace 30 AÑOS al terrorismo, están detenidos en condiciones deplorables, de los cuales ya 50 han fallecido en prisión?

Estamos en un país con la justicia amordazada, cuando no "copada" por jueces de mentalidad marxista o a los cuales también les corresponden las generales de la Ley.

De lo contrario de una cobardía extrema.

Ellos reciben presiones del poder político a través de DDHH, pero desconocen que han jurado, respetar y hacer respetar la Constitución Nacional.

Hoy, o se venden como mercenarios, o no tienen el coraje y la dignidad de hacer respetar y respetar la Constitución en su letra y en su espíritu.

Nos basamos para dar tal opinión en que para mantener arrestado a un militar o se vulneran permanentemente los siguientes derechos:

1. Anularle los indultos que lo beneficiaban legalmente.

2. Anularle las leyes dictadas por el gobierno democrático de Alfonsín que lo beneficiaban aplicando los efectos de su anulación con retroactividad.

3. Violarle el principio constitucional establecido en el articulo 18 de la Constitución Nacional, "ningún habitante de la Nación puede ser penado sin juicio previo fundado en ley anterior al hecho del proceso ni juzgado por comisiones especiales ni sacado de los jueces que designaba la ley antes de los hechos de la causa".

4. Aplicarle prisión preventiva permanente y no ajustada a sus fines cautelares.

5. Violarle el principio constitucional de presunción de inocencia.

6. Negarle la excarcelación bajo fianza.

7. Privarle de la elección del derecho con el que se va a juzgar y el principio de garantía del juez natural.

8. Negarle el principio de prescripción de los delitos comunes imputados.

9. Imputarle delitos de "lesa humanidad" y la figura de "genocidio", categorías que no existen en el Código Penal ni en la Constitución Nacional.

10. Violarle el principio de igualdad ante la ley.

11. Violarle el principio de irretroactividad de la ley penal.

12. Violarle el principio de cosa juzgada y el de los derechos adquiridos.

13. Violarle el principio de aplicación de la ley más benigna.

14. Interpretarle el crimen por analogía, y desconocerle el de la responsabilidad individual.

15. Violarle el principio de territorialidad.

16. Adaptarle permanentemente el derecho, a las necesidades políticas.

17. Violarle el principio de doble instancia.

18. Violarle la garantía constitucional del derecho de defensa.

19. No permitirle el derecho a repreguntar a los testigos.

20. Negarle el derecho a exigir un juez parcial.

21. Negarle el derecho a impugnar a los testigos abiertamente mendaces o a los que les comprenden las "generales de la Ley".

22. Negarle arbitrariamente a muchos el Derecho de Arresto Domiciliario a partir de los 70 años, pese a que muchos de los detenidos son ya octogenarios.

23. Mantenerlos en cárceles bajo deplorables condiciones especialmente en lo que se refiere al cuidado de su salud siendo muchos de ellos, por no decir la mayoría, septuagenarios y octogenarios.

24. Mantener detenido durante años a un militar por orden de un juez y finalmente sobreseerlo por no haber causa de su arresto???

Y nos faltaría agregar:

Premiar a los ex terroristas o a sus familiares con enormes sumas de dinero pero ni un solo peso se destina para los familiares de los que fueron muertos o quedaron inválidos por la agresión de los terroristas.

Estar en absoluta contra de estas aberrantes transgresiones al "Estado de Derecho" de ninguna manera es defender la represión ilegal

¡QUE NADIE OSE CONFUNDIRSE!

Es estar de acuerdo con un ex-montonero combatiente ¡que supo mojarse los pies! El cual recientemente y públicamente ha impuesto un lema, que por considerarlo justo lo repetimos:

¡O VAMOS TODOS PRESOS O NINGUNO!

Andrés Agustín Rebechi
Teniente Coronel de Infantería

(R) AEI - OEM

RODILLAS NEGRAS

Loading...