viernes, 9 de julio de 2010

LA CORTE Y LOS DD.HH

Deseo señalar que la Excelentísima Corte Suprema de la Nación han tomado dos decisiones que me gustaría analizar en conjunto para demostrar algunas contradicciones.

Por un lado han declarado la nulidad de los indultos del ex-Presidente Carlos Saúl Menem a los "militares" dejando vigentes los "indultos a los guerrilleros" que el ex- Mandatario lo hiciera con la idea de pacificar al país.

La otra decisión importante y que debe ser visualizada en ese mismo contexto está dada por la decisión de la Corte Suprema en el sentido de que el General Domingo Antonio Bussi -General "represor" según los terroristas que actuaron durante la "guerra sucia" que tuvó lugar en la decáda de los setenta debía asumir el cargo de Intendente de la Capital de San Miguel de Tucumán despues de haberse desempeñado durante diferentes períodos como Gobernador de ese Provincia por el voto popular, es decir con posterioridad al año 1983.

Que significa todo esto que plantéo?

Un general "represor" elegido en forma reiterada por el pueblo tucumano en reiteradas oportunidades y siempre por el voto popular y democrático?

En el epicentro de la "guerra sucia" en la década de los setenta, el pueblo tucumano elige a un General del Ejército que dirigio el "Operativo Independencia" ordenado por el Gobierno Constitucional de María Estela Martinez de Perón.

El pueblo tucumano en definitiva reconoció que hubo un ataque sistemático de asesinatos, secuestros extorsivos por parte de la guerrilla a civiles, empresarios, gremialistas y militares. Incluso asesinatos de una niña de corta edad de solo tres años por el solo hecho de ser hija de un militar:

María Cristina Viola.

El pasado 16 de julio del año 2003- actualmente fiscal de la Corte Penal Internacional de la Corte Penal Internacional -el mismo que junto al Fiscal, el Dr. Strazzera solicitarán la condena a los miembros de la Junta Militar en un juicio ordenado por el Dr.Ricardo Alfonsín - el primer Presidente Constitucional que surge de elecciones libres después de la caídad del Gobierno Militar en ese mismo año, señalaba en un Conferencia Internacional de Derechos Humanos realizada en el Hotel Plaza de Buenos Aires y donde yo fuera invitado por el actual Embajador argentino en las Naciones Unidas el Dr.Jorge Arguello lo siguiente:

Tanto los crimenes cometidos por la "guerrilla", como los perpetrados por la Junta Militar y la Triple "A" deben ser considerados de "lesa humanidad".

Una posición que nada tiene que ver con la opinión de la actual Corte Suprema de la Nación, ya que la anterior cuando gobernaba el Dr.Carlos Menem convalido los indultos tanto a militares como a los guerrilleros.

Por ese entonces recuerdo que desde Sudáfrica viajaban a la Argentina representantes de los derechos humanos de ese país para analizar el proceso de pacificación nacional que había buscado el Dr.Carlos Menem ( también estuvo preso durante el gobierno militar)

Las convenciones internacionales de los derechos humanos incorporadas a la Constitución Nacional de Argentina definen a los delitos de "lesa humanidad" como actos "inhumanos contra la población civil o persecuciones por motivos políticos y religiosos.

Estas convenciones muestran que existe un criterio diferente al adoptado por la actual composición de la Corte Suprema,considerada de mucho prestigio acádemico pero a mi criterio funcional desde el punto de vista ideológico al Gobierno Nacional que preside el matrimonio "Kirchner".

La Constitución Nacional establece que todos los habitantes son iguales ante la ley.

Esto es tan así?

Creo que no.

Eran acaso los guerrilleros que asolaban la Argentina "jovenes idealistas"?

como dice el "matrimonio de los Kirchner" Creo que no podemos considerarlos como tales.

Nadie puede decir que los secuestros de empresarios argentinos y extranjeros y sus asesinatos, asi como periodistas, militares y niños se puedan justificar como tan "nobles"

Ni aún ahora que son personas adultas reconocen sus errores y ni siquiera han pedido perdon a sus victimas inocentes en muchos casos.

Cabe preguntarse hasta cuando la Corte Suprema de la Nación continuará sosteniendo la actual postura.

Sus decisiones y particularmente la elección tanto del General Bussi como la del Comisario General Patti -elegido por 400.000 electores en elecciones democráticas -hoy en la cárcel- están reconociendo que existió realmente una "guerra civil" cuyas consecuencias aún mantienen a la sociedad argentina dividida.

Los partidos políticos y el Parlamento Nacional mantienen silencio y el tema no parece estar en la agenda política de ningún partido político.

Los ex- terroristas que fueran expulsado de la Plaza de Mayo por el General Juan Domingo Perón hoy lo reinvindican cuando en el pasado lo combatieron.

La pacificación nacional es un tema de dificil solución.

Cabe esperar que cada sector haga un esfuerzo para mirar el tema con objetividad en pos de la tan ansiada "unión nacional" como lo establece la Constitución Nacional.

Dr.Francisco Bénard
AbogadoPeriodista

RODILLAS NEGRAS

Loading...