lunes, 22 de noviembre de 2010

Señas Particulares: COBARDE y TRAIDOR.

Por tratarse de un individuo hábil, sin escrúpulos para el cual todo vale lo podemos encontar dentro del Grupo de los "SORETES".



Diputado, asesor presidencial, Vocero Presidencial y Subsecretario de la Presidencia.

Alias ‘Mario’ o ‘Comandante’ durante su accionar Montonero. Señas particulares: COBARDE y TRAIDOR.

Los invitamos a ingresar al Foro "Carlos Kunkel. El amigo de Riko" y disfrutar el tema "Grupo de pertenencia. SORETE"

Ver video desde youtube


Estimados: Es evidente que Graciela Caamaño entró en el juego de la provocación desplegado por el ex-subversivo Kunkel para evitar que se esclarecieran los hechos de corrupción denunciados por varias legisladoras.

En efecto, si bien el cachetazo propinado por la Presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados de la Nación a uno de sus miembros, no se encuadra en las conductas esperadas de los representantes del pueblo para debatir los temas en el Congreso Nacional, tampoco luce como una conducta parlamentaria apropiada la artera provocación de un miserable como Kunkel que sólo sabe emplear el agravio personal o los insultos proferidos a viva vos para impedir que otros, en este caso una señora, exprese sus ideas en la Cámara.

Podemos observar que el kirchnerismo, que impuso por años su simple mayoría para aprobar los proyectos sin debate alguno con la oposición, hoy debió convertir a muchos de sus legisladores, incapaces de vertir ideas útiles o razonamientos atendibles, en simples agitadores o provocadores que trataran de impedir con gritos e insultos cualquier debate que se pretenda desarrollar en el Parlamento.

Por lo demás, convengamos que no otra conducta podía esperarse de un perverso, prepotente y cobarde personaje como Kunkel que en los años 70 trató de imponer con empleo de las armas y mediante atentados criminales, asesinatos indiscriminados y secuestros extorsivos, un proyecto político contrario al sentimiento de las mayorías populares, sumiendo a la República Argentina en una guerra fraticida que aún hoy esos desalmados sujetos pretenden continuar pero por otros medios, desvirtuando para ello el debido funcionamiento de todas las instituciones de la República.


El cobarde del kunkel recibió una violenta cachetada de una mujer harta de sus agresiones verbales y acorde a la violencia que normalmente exime este miserable en el congreso.

En la época de los hombres con honor, estas cuestiones no se resolvían de esta manera... se hacía batiéndose en el campo de honor.

Se animaría kunkel si el esposo de la agraviada lo retara a duelo.

No creo... diría que ya está pasado de moda, como el honor que estos miserables no tienen, no tuvieron, ni tendrán

RODILLAS NEGRAS

Loading...