lunes, 23 de agosto de 2010

¿ QUE ESTAMOS ESPERANDO ?

Cuando me comunicaron mi retiro, ni me inmuté, no por ausencia de dolor sino por comprender que había cumplido mi ciclo.

¿Por qué tendría que tener esperanza conociendo el sentimiento de venganza que a diario expresaban los políticos hacia las FF.AA.?

¿Por qué creer, respirar, si me ahoga la injusticia?

Hoy no es que piense diferente, me duelen las mismas cosas, sólo que tengo un poco de luz en la conciencia y sé que no puedo cambiarlas.

Me acompaña el silencio cómplice de los cobardes...

La trascendencia de malestar en las FF.AA., sin necesidad de inmolarse sino simplemente siendo vocero del sentimiento de sus integrantes, obliga a difundirlo y esto debería ser un motivo de preocupación para quienes tienen que atender sus necesidades.

La pasiva aceptación de medidas que atentan contra la responsabilidad de la Defensa Nacional por parte del sector militar, convencidos que este quehacer es exclusivo de quienes gobiernan, desmerece el cumplimiento de su misión y compromete la defensa del país.

¡Todos somos responsables y más aún los que han sido armados para la defensa!

La intensa acción psicológica utilizada para desprestigiar a los militares sería ratificada si en la defensa de nuestra soberanía las FF.AA. fracasaran en el cumplimiento de su misión,

¿a quién le echarían la culpa...?

son responsables y deben estar preparadas para disuadir y si es necesario combatir con posibilidades de triunfar.

El presidente Carlos Pellegrini, entre otras cosas decía:

"El militar tiene otros deberes y otros derechos que los del ciudadano" "

Está armado, tiene el privilegio de estar armado en medio de los desarmados" "...para vestir ese uniforme lleno de dorados y galones, que sería un ridículo oropel sino fuera el símbolo de glorias, de abnegación y de sacrificios, que obligan como un sacerdocio a quien lo lleva"

"...A él le confiamos nuestra bandera, a él le damos las llaves de nuestras fortalezas, de nuestros arsenales."...

para saber si tienen la talla moral necesaria para ceñir la espada que es el legado más glorioso de aquellos héroes que nos dieron patria..."

La situación podría privarnos de alcanzar totalmente el fin, pero eso no impide que tendamos o nos acerquemos a él.

Las FF.AA. son responsables de la Defensa Nacional y desde la revolución de mayo han dado testimonio de su presencia, no se pueden conformar con su ineptitud y reaccionar cuando sea demasiado tarde, no es necesario ser un estratega para darse cuenta que nos están destruyendo, si hasta la comparación en la sociedad del sueldo, que es una valoración del servicio prestado, quita una motivación que da seguridad para mantener una familia dignamente y para elegir tan desvalorizada profesión.

La globalización ha hecho impensable que se considere a la Argentina o cualquier otro país aislado del resto del mundo.

Sería absurdo.

Un elemento de comparación debe necesariamente estar presente.

La mayoría de los países no hacen con sus Fuerzas Armadas lo que sucede en la Argentina... militares encarcelados o siendo juzgados por haber cumplido órdenes, escasa o nula capacidad militar para defender la Nación...

condenas basadas en falsos testimonios y usados como venganza.

Los que nos representan e integran los poderes del Estado deben comprender que las heridas abiertas sólo pueden cicatrizar si evitamos las parcialidades.

Brig. (R) Alberto Simari

RODILLAS NEGRAS

Loading...